Fecha de publicación: Mar, Oct 3rd, 2017
Internacional | Publicado por: Infobae

El presidente del gobierno de Cataluña dijo que declarará la independencia “en cuestión de días”

Social
Tags

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Línea Prensa). Cataluña declarará la independencia de España “en cuestión de días”, dijo hoy el presidente regional Carles Puigdemont a la BBC, una decisión que busca implementar el resultado del referendo del fin de semana que fue rechazado por Madrid.

Puigdemont dijo que su Gobierno actuaría “a fines de esta semana o comienzos de la próxima”.

Al ser consultado sobre qué haría en caso de que el gobierno central intervenga y tome el control de la administración de Cataluña, Puigdemont dijo que “eso sería un error que cambiará todo”.

Puigdemont abrió la puerta el domingo a una declaración unilateral de independencia de España después de que, de acuerdo a las autoridades locales, el 90 por ciento de quienes participaron en el referendo en Cataluña votaron a favor de una separación de Madrid.

Hoy, Cataluña amaneció en el ambiente insurreccional que quería mostrar el gobierno independentista con la huelga general convocada para repudiar la represión policial durante el referéndum celebrado el domingo.

Además de la huelga, la medida fue acompañada por el acoso a los efectivos de las fuerzas de seguridad nacionales y por manifestaciones que pasado al mediodía ya habían convocado a decenas de miles de personas.

El gobierno de Puigdemont alentó de manera casi explícita la huelga que paraliza Cataluña. Su gobierno denuncia que el domingo hubo 900 heridos por la represión y exige que las fuerzas estatales se retiren de la región.

Piquetes con tractores en 48 rutas, avenidas cortadas en las ciudades, comercios con persianas bajas, bancos cerrados, puertos paralizados, manifestaciones en continuado: de Barcelona a las ciudades medianas y el campo, el separatismo ejecuta una inmensa demostración de fuerza para mantener el pulso contra el gobierno de Mariano Rajoy . Incluso cerraron los pasos internacionales, a Francia y Andorra.

La huelga general también se hace sentir en las aulas -muchas escuelas cerraron ante la falta de alumnos- y en los hospitales- el 75% de los trabajadores de la sanidad pública no ha ido a trabajar, según las autoridades de Salud-.

Una señal de apoyo a la huelga fue la reducción de los servicios mínimos previstos en el transporte, que hizo casi imposible moverse por el área urbana de Barcelona.

A las banderas indepedentistas (esteladas), se sumaban la soviética y la de la república española de los años 30 (rojo-amarillo-violeta). Los carteles ponían cosas como: “Disculpe las molestias, estamos en revolución”; “Franco no estaba muerto, estaba de parranda”; “la Constitución es mi prisión”.

La huelga finalizó a las 21, hora en la que el rey Felipe VI dio un discurso institucional sobre la crisis en Cataluña.

A la hora de la transmisión los bares se llenaron, con la tele a todo volumen. Las palabras duras contra el gobierno independentista -los acusó de “una deslealtad inadmisible hacia los poderes del Estado”- y la carencia de un mensaje que conecte con los catalanes que protestan disparó una reacción.

En los barrios del centro de Barcelona empezaron a salir vecinos a los balcones a aporrear cacerolas. Sonaban bocinazos por todos lados, y algún petardo.

Con información de agencia Reuters