Fecha de publicación: Mar, Oct 24th, 2017
Politica | Publicado por: Clarin

El Gobierno enfrenta otra dura puja con la CIDH por Milagro Sala y Santiago Maldonado

Social
Tags

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Línea Prensa). El Gobierno se dispone a encarar desde hoy una nueva pelea internacional con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por los juicios de lesa humanidad a los militares, el caso de la detención de Milagro Sala y la muerte de Santiago Maldonado con la intención de estructurar una férrea defensa que en la Casa Rosada adelantan como “muy dura y frontal”.

La CIDH realizará entre hoy y mañana tres audiencias públicas en Montevideo, donde un grupo de organismos de derechos humanos y la familia de Maldonado presentarán nuevos cuestionamientos a la administración de Mauricio Macri. Según pudo saber Infobae, el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, viajó a Uruguay acompañado por todo su equipo y con una firme instrucción del ministro de Justicia, Germán Garavano: “Marcar todas las inconsistencias de las acusaciones contra el Gobierno”.

En este sentido, se pudo saber que las agrupaciones HIJOS, las Madres de Plaza de Mayo y el CELS llevarán a la audiencia de la CIDH una batería de quejas relacionadas con un supuesto abandono de la política oficial en los programas de verdad y justicia por los casos de lesa humanidad. Desde la Casa Rosada informaron que Avruj elevará un informe sobre este tema en el que detallará que no sólo hubo un seguimiento de todas las querellas presentadas contra militares acusados de violación a los derechos humanos durante la dictadura sino que agregaron un caso a los 221 juicios en marcha. Se trata del caso del ex jefe del Ejército de Cristina Kirchner, el general César Milani, acusado de la desaparición del joven soldado Alberto Ledo. Este caso no fue tomado en cuenta por los organismos de derechos humanos ante la CIDH pero la administración de Macri lo planteará como querellante.

A su vez, el Ejecutivo defenderá la decisión de la justicia de Jujuy de trasladar de la prisión domiciliaria a la cárcel Alto Comedero a la dirigente kirchnerista de la Tupac Amaru Milagro Sala. Los organismos de derechos humanos y el CELS plantearán el miércoles en una audiencia ante la CIDH que ese traslado es “ilegal y atenta contra la integridad física” de Sala. Pero desde el Gobierno presentarán el escrito de justicia jujeña en el que sustentaron esa decisión por el incumplimiento de la dirigente piquetera de no someterse a un chequeo médico, vulnerar el régimen de visitas y de custodia durante su arresto domiciliario. Habrá que ver si la CIDH insiste o no con el pedido de los organismos de derechos humanos de mantener la medida cautelar para que Sala pueda estar bajo arresto domiciliario como lo hizo hasta hace menos de 10 días.

El jueves se prevé en Montevideo el plato fuerte en esta pulseada entre la CIDH y el gobierno de Macri, ya que se planteará en una audiencia pública el caso de Santiago Maldonado. Los organismos de derechos humanos y la familia Maldonado plantearán una vez más la tesis de la “desaparición forzada” del joven artesano en Chubut. Pero desde la Casa Rosada aseguraron a Infobae que esa postura será rechazada tajantemente: “A partir de la aparición del cuerpo de Maldonado en el río Chubut y el reconocimiento de que se trata de ese joven la denuncia de desaparición forzada se trona abstracta”.

No obstante, el secretario de Derechos Humanos intentará un acercamiento con la familia Maldonado para atenuar las duras críticas que Sergio, el hermano de Santiago, lanzó el viernes pasado contra el Presidente. La intención de la Casa Rosada es bajar el nivel de confrontación por este tema y dejar que la justicia sea la que avance en la autopsia con todos los peritos y forenses de cada parte. Por ello, la idea de Avruj es evitar que la CIDH se detenga en el planteo de la medida cautelar por desaparición forzada cuando hay una investigación judicial en curso en la Argentina.

En Cambiemos están convencidos de que hay una “manipulación e injerencia muy fuerte” de organizaciones como el CELS y otros grupos de derechos humanos en la CIDH por lo que advierten que la pulseada en Montevideo será muy dura.