Fecha de publicación: Lun, Nov 27th, 2017
Turismo | Publicado por: Infobae

Verano en la costa: todo lo que hay que saber para vacacionar en las playas argentinas durante el 2018

Social
Tags

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Línea Prensa). Como todos los años, la Costa Atlántica cobra protagonismo durante el verano. Los argentinos se movilizan con sus familias o entre amigos para disfrutar de unas vacaciones únicas en las distintas ciudades costeras de la provincia de Buenos Aires. Mar del Plata, Pinamar, Cariló, y Villa Gesell son los principales destinos, y ya a unos meses del gran movimiento turístico de verano, comienzan a prepararse.

Gustavo Santos, ministro de Turismo de la Nación, explicó a Infobae que “todo el sector turístico está trabajando conjuntamente para que la temporada de verano sea un éxito a nivel nacional y supere los números de la temporada pasada”. “Las expectativas son mayores que para el verano pasado y estamos deseando que esto se concrete”, aseguró en diálogo con Infobae Aldo Elías, presidente de la Cámara Argentina de Turismo (CAT). “La gobernadora Vidal sacó un paquete que sin dudas va a traccionar mucha gente durante las vacaciones en Mar del Plata, que es una de las ciudades más atractivas de Sudamérica”.

Es que Mar del Plata, el destino de cabecera de los argentinos para vacacionar, fue el primero en dar un puntapié en la dirección correcta. La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal anunció hace unos días un paquete de medidas para potenciar la temporada de verano 2018 en “La Feliz”. Se trata de descuentos a través del Banco Provincia en hotelería, gastronomía y espectáculos que permitirá a cada turista ahorrar hasta mil pesos por día.

Según las estimaciones del Ministerio de Economía provincial, la combinación de estos descuentos le permitirá al beneficiario ahorrar un promedio de $14.000 para dos semanas de vacaciones, o el equivalente a $1.000 por día. Además, la gobernadora anunció la continuidad del programa “Turismo Grande”, que cuenta con descuentos del 30% en Aerolíneas Argentinas y en pasajes de colectivos de larga distancia de lunes a sábado, además del 40% de descuento en pasajes de trenes de media y larga distancia del Ministerio de Transporte de la Nación.

“Sin conectividad no hay desarrollo turístico posible. Para aprovechar el potencial de Mar del Plata, conseguimos que más vuelos, más frecuencias y nuevas empresas aéreas unan a la ciudad con el resto del país”, agregó Santos.

Para Mar del Plata, habrá descuentos del 30% en Aerolíneas Argentinas y en pasajes de colectivos de larga distancia de lunes a sábado
“La promoción lanzada por María Eugenia Vidal en Mar del Plata con descuentos con la tarjeta del Banco Provincia del 50% en pasajes, restaurantes, supermercados y espectáculos posiciona a la localidad como la más competitiva en precios en la Costa Atlántica, brindando además infraestructura de sillas, sombrillas, wifi, transporte gratuito entre otros”, afirmó a Infobae Damián Di Pace, director de la consultora Focus Market.

Sin embargo, advirtió que “en términos comparativos, deja en desequilibrio a destinos de la Costa Atlántica como Santa Teresita, San Bernardo, Villa Gesell o Pinamar, por lo cual no extrañará que haya un segundo anuncio de extensión de beneficios hacia estos destinos de la costa bonaerense”.

En ese sentido, el presidente de la CAT aseguró: “Nos gustaría extender este paquete al resto de la Costa Atlántica. En Pinamar y Cariló se está viendo de mantener los precios, o máximo subir los precios de los alquileres un 10%”. Estas últimas pautas fueron acordadas por la Cámara de Inmobiliarias, según había clarificado Martín Yeza, intendente de Pinamar. Muchos decidieron aumentar hasta un 10%, pero la mayoría prefirió mantener los precios para atraer a más visitantes, ya que este partido, junto con Cariló, Ostende y Valeria del Mar, atrae más de dos millones de visitantes durante la temporada alta -entre enero y febrero- y ahora va por más: aumentar la cantidad de días para potenciar el consumo.

En Pinamar y Cariló se está viendo de mantener los precios, o máximo subir los precios de los alquileres un 10%
Lo cierto es que viajar por la Costa Atlántica, en vez de salir del país en busca de otras playas, tiene varios beneficios. Según Di Pace, “los destinos de la Costa Atlántica argentina son muy competitivos en relación a transporte por la corta distancia y alojamiento respecto de Brasil y Chile”. Aldo Elías concuerda, y explicó que “la gran ventaja de vacacionar en la Costa Argentina es la facilidad de traslado”. Según datos de Airbnb, los destinos de la Costa Atlántica de Argentina más requeridos este años son Villa Gesell, Mar del Plata y Cariló.

Los precios durante el verano 2018

“Es estratégica la promoción de los destinos de la Costa Atlántica, ya que representa un 21% de las plazas hoteleras y parahoteleras de todo el país”, aseguró el ministro Santos.

Según un informe realizado por Atrápalo.com.ar, hubo un incremento del 35% en las ventas en relación al verano anterior y un crecimiento anual del 116%, por lo que se espera un gran movimiento turístico para la temporada. “El promedio de vacaciones de verano en el exterior es de 12 días aproximadamente, mientras que cuando transcurren dentro del país su extensión promedio es de 7 días”, explicó el experto Tomás Devescovi. Éste es precisamente el punto que se busca mejorar: no sólo atraer más turistas, sino lograr mayor permanencia.

De esta manera, los hoteles y los propietarios de casas y departamentos en la costa buscan crear ofertas tentadoras para atraer una demanda en busca de precios convenientes. Alquiler Argentina realizó una encuesta a cabañeros y propietarios de departamentos y casas de veraneo (1.500 de las 6.200 que agrupa) y realizó un relevamiento de precios para saber cuánto le saldrá irse de vacaciones este año a una familia argentina que, según la misma encuesta, busca pagar menos de $1500 por noche. Y el destino más elegido en esta plataforma es la Costa Atlántica.

Un hotel 4 estrellas base doble más aéreo del 1 al 15 de enero costará en “La Feliz” un total de $19800, según Focus Market
El 83% de los cabañeros y propietarios de casas y departamentos de veraneo ya estableció tarifas para el verano 2018. Un alquiler temporario este verano saldrá en promedio para 4 personas por noche entre $1.500 y $2.000, dependiendo de los servicios y las comodidades que ofrezcan. En Mar del Plata, los precios rondan entre $1.700 y $2.000 por noche y en Villa Gesell, entre $1.800 y $2.200.

Con respecto a “La Feliz”, un informe de Focus Market basado en datos de la Cámara de Balnearios, Restaurantes y afines, un hotel 4 estrellas base doble más aéreo del 1 al 15 de enero costará un total de $19800. El precio de las carpas por la temporada completa van desde los $40.000; mes de enero completo, desde los $28.000; quincena de enero a partir de los $17.000 ; costo por día $600; y sombrillas entre $16000 y $44000.

“La cantidad de búsquedas a la Costa aumenta para fechas de verano”, reveló Julián Gurfinkiel, co-fundador de Turismocity. En avión a Mar del Plata, el promedio de pasajes es de $1240: Aerolíneas ofrece vuelos desde $1027 y Avianca desde los $750.

En Pinamar y Cariló, alquilar un departamento pequeño totalmente equipado en el centro cuesta un promedio de $15.000 en enero, y este precio baja a unos $10.000 durante la primera quincena de febrero, según estimaciones de inmobiliarias locales. A más metros cuadrados, mayor el costo. Con respecto a las casas, el precio ya se dispara, y una quincena de alquiler cuesta entre $30.000 y $40.000. En un hotel cuatro estrellas, dos personas gastarán para una quincena de enero unos $30.000.

Los balnearios, que este año serán más accesibles y eco-friendly, como ya comenzó a notarse durante la temporada 2016, ofrecerán sombrillas a más de $8000 durante la segunda quincena de enero, y las carpas estarán a unos $13.500. En Cariló el panorama es similar.

De esta manera, la Costa Atlántica se prepara para un verano muy movido, y busca, a través de paquetes turísticos tentadores, y beneficios acordados con el gobierno, crear un incentivo económico para atraer a cada vez más turistas a no sólo vacacionar en su propio país, sino a apostar por las playas y los balnearios locales.