Fecha de publicación: Mar, Nov 28th, 2017
Internacional | Publicado por: La Nacion

En un polémico fallo, la Corte boliviana habilita a Evo a buscar un cuarto mandato

Social
Tags

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Línea Prensa). En el poder desde 2006, el líder aimara es el presidente que más tiempo gobernó su país de manera continua y el mandatario activo con más años en el cargo en América latina. Si gana las elecciones de 2019, gobernará hasta 2025.

El TCP concluyó ayer que el derecho humano a participar libremente en las elecciones prevalece por sobre las limitaciones de la Constitución. La Carta Magna boliviana, que el propio Evo reformó en 2009, sólo permite a las autoridades una reelección consecutiva.

“Quien definitivamente elige es el pueblo boliviano”, dijo en una conferencia de prensa en Sucre el presidente del TCP, Macario Lahor Cortez, tras una larga justificación legal. El fallo definitivo de la justicia, adoptado por unanimidad, también beneficia al vicepresidente, 154 legisladores, 9 gobernadores, 339 alcaldes y 3500 concejales y consejeros.

Los intentos por conseguir sucesivas reelecciones, o incluso la reelección indefinida, han sido una constante en los gobiernos de corte autoritario identificados con el “socialismo del siglo XXI” que promovió Hugo Chávez desde Venezuela hacia América latina.

El gobernante Movimiento al Socialismo (MAS) había presentado en septiembre pasado un recurso ante el TCP para que declarara inaplicables los artículos de la Constitución que limitaban la reelección. El pedido había sido apoyado por 30 organizaciones sociales.

Según el diario El Deber de Bolivia, se espera que la decisión del TCP sea apelada ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que tendrá la última palabra sobre el futuro político de Evo.

La oposición mostró desde el principio su desacuerdo y llegó a interponer demandas previas ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, por considerar no solo que el TCP extralimitaba sus funciones al modificar la Constitución, sino que esto rompía el orden constitucional.

El líder de la oposición, el empresario Samuel Doria Medina, de la centroderechista Unidad Nacional (UN), lamentó el fallo y lo calificó como un golpe de Estado.

“Se ha consumado un golpe de Estado contra la democracia y [el fallo] ha ido contra la opinión de la mayoría de los bolivianos que se expresó en el referéndum del 21 de febrero de 2016”, dijo Doria Medina (ver aparte).

Ese día, con el 51,3% de los votos, Evo perdió un referéndum con el que buscaba reformar la Constitución y habilitar su postulación para el período 2020-2025.

También Luis Fernando Camacho, presidente interino del influyente Comité Cívico Santa Cruz, expresó su preocupación. “Este fallo pone a todos los bolivianos en un luto permanente con respecto a la democracia, no solo porque la Constitución lo establece, sino porque el soberano decidió expresarse el 21 de febrero con el no a la repostulación”, informó Camacho.

También habló el secretario general de la Central Obrera Boliviana (COB), el minero Guido Mitma. “Este fallo debe preocupar porque el Tribunal Constitucional no respeta la propia Constitución Política del Estado. Nosotros pedimos respeto al voto ciudadano expresado el 21 de febrero del año pasado”, dijo.

En tanto, el oficialismo anunció movilizaciones en todo el país en respaldo del fallo. Según el diario El Deber, ayer en la Plaza Murillo, de la Paz, se preparaba una tarima para festejar un aniversario de Tupac Katari, aunque los opositores aseguran que fue solo un pretexto para festejar la posible reelección de Evo.

Morales accedió por primera vez a la presidencia el 22 de enero de 2006, con la vieja Constitución. En su gobierno convocó a una Asamblea Constituyente, que elaboró una nueva Carta Magna, que entró en vigor en febrero de 2009.

Su primer mandato con la nueva Constitución se inició en 2010 y se prolongó hasta 2015. En ese marco fue reelegido por única vez para el período 2015-2020. En todos los comicios Evo Morales ganó por amplia mayoría.

Antes de que saliera el fallo del TCP, con el argumento de que Evo perdió el referéndum por culpa de las “mentiras” que la prensa y la oposición tejieron en su contra antes de su realización, el oficialista MAS había comenzado a gestionar la convocatoria a una nueva consulta popular.

El vicepresidente Álvaro García Linera había dado por descontada el jueves pasado la reelección de Evo. “La mayoría está con nosotros porque somos el partido de la gente sufrida, de los trabajadores, y seguiremos yendo adelante. Algunos creen que Evo no va a continuar. Hermanos, el presidente Evo, por su derecho constitucional, nuevamente va a pedir el voto de la gente y la gente nuevamente le va a dar su voto”, dijo García durante un acto del gobierno en Santa Rosa del Sara, Santa Cruz..

Agencias DPA, AFP y AP