Fecha de publicación: Sáb, Feb 18th, 2017
Politica | Publicado por: Clarin

Báez armó una empresa para atender los negocios con los Kirchner

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político).Durante tres años, Loscalzo y Del Curto -constructora de Lázaro Báez-, tuvo como principales destinatarios de los cheques emitidos, a la familia Kirchner. La pericia contable realizada sobre la firma arrojó que más de 213 cheques emitidos, poco más de 93 se dirigieron a Los Sauces SA, a la Sucesión Néstor Kirchner, todos endosados por Máximo Kirchner. Además, los informes judiciales señalan que la empresa que construyó dos edificios para la inmobiliaria de la ex Presidenta -investigada por lavado de dinero y pago de coimas-, no cuenta con la documentación que certifique los costos de obra y los pagos recepcionados. Inconsistencias en su documentación y valores «que no se ajustan a los del mercado«, son algunas conclusiones de la Justicia.

Lázaro Báez representó el 23 % de la facturación de Los Sauces SA. En seis años garantizó poco más de $ 7 millones en concepto de alquileres y otros pagos por valores similares por obras. Esto fue posible porque el empresario K utilizó al menos tres de sus sociedades para realizar negocios con la inmobiliaria de la familia Kirchner. De manera particular, Loscalzo y Del Curto fue utilizada para obras y alquileres que -según los informes periciales-, aún no están “con la documentación que los respalde”.

Esta constructora investigada por presunta corrupción en la obra pública -como parte del Grupo Austral-, fue adquirida en 2009 por el empresario K. En aquel entonces, Martín Báez -el mayor de los hijos varones-, ingresó como accionista y gerente de Loscalzo y Del Curto, junto a Emilio Martin, contador del Grupo y apoderado de la sociedad. Dos años después, este último cedió sus acciones y participación a Leandro Báez.

Desde entonces, la constructora tuvo entre sus principales clientes a la familia Kirchner. En 2009 realizó dos obras para la inmobiliaria. En la calle Alvear 391 -en Río Gallegos- sobre un terreno que Cristina Kirchner aportó a Los Sauces SA, cuyo valor fue declarado en $ 13.500 (aunque según el Tribunal de Tasación de la Nación valía $ 821.300), la empresa de Báez construyó un condominio de cuatro departamentos. “La obra generó que el valor ascendiera a $ 1.042.000”, indica el informe que a su vez, indicó que Loscalzo y Del Curto cobró por un valor superior la construcción: $ 1.466012,31, “lo que aparentemente no se tradujo en el valor de mercado”, indicó el juez Claudio Bonadio.

Al momento de analizar la documentación, no se encontró ningún contrato de obra ni alguna factura vinculada a la obra, pero el pago sí se registró en los libros de Los Sauces SA aunque no en la contabilidad de la constructora. Incluso, ese año en sus registros Loscalzo registró que «no tenía obras». Algo similar ocurrió con otro complejo de departamentos en Río Gallegos. Báez hizo una obra cotizada en $ 974.000, pero cobró $ 1.478.158. No hay contratos ni facturas de esto.

Por fuera de esas obras, la Justicia detectó un cheque $ 3.975.000 emitido por Los Sauces SA a Loscalzo y Del Cueto “sin la documentación respaldatoria del Banco Santa Cruz”. Aún no se especificó en concepto de qué se realizó dicho pago que no se encuentra registrado en la contabilidad de la constructora.

Más de 97 cheques también, son reflejo de los negocios celebrados con la familia Kirchner. La empresa que dirige Martín Báez y que según el informe pericial desde 2009 a 2012 incorporó $ 30 millones a sus activos, emitió 213 cheques por $ 5 millones, pero el banco sólo remitió la copia de los correspondientes a $ 3,2 millones.

El informe pericial señaló que los libramientos de estos cheques, en su mayoría, “fueron a favor de Néstor Kirchner, Los Sauces SA” posteriormente a la cuenta de la “Sucesión NK” y al “señor Máximo Kirchner” administrador de la inmobiliaria y la herencia de su padre. Por parte de Loscalzo y Del Cuerto, firmaron los cheques Martín, Luciana y Leandro Báez que la próxima semana declararán ante el juez Bonadio. Los peritos determinaron que a la inmobiliaria de la ex Presidenta, ingresaron $ 1.691.413, hasta 2015, por pagos hechos desde la constructora.

Loscalzo sólo obtuvo un contrato de Vialidad Nacional en 2011, para iluminar un tramo sobre la Ruta 40 en Santa Cruz. Se adjudicó por $ 36 millones. Con dos años de retraso y sin finalizarla, la empresa cobró $ 43 millones.