Fecha de publicación: Mié, Feb 22nd, 2017
Politica | Publicado por: Infobae

Causa Los Sauces: fracasó un planteo de Cristina Kirchner para apartar a Bonadio

 

(Getty)

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Linea Prensa). El juez federal Claudio Bonadio seguirá al frente de la causa «Los Sauces», en la cual Cristina Elisabet Kirchner deberá declarar como sospechosa el próximo 7 de marzo.

La decisión de la Cámara Federal porteña se tomó tras rechazar un planteo de la ex mandataria para apartar a Bonadio por presunta enemistad manifiesta.

El pedido de recusación por parte de la ex presidente fue rechazado por la Sala I de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal, con el voto mayoritario de los jueces Jorge Luis Ballestero y Leopoldo Bruglia, indicó el Centro de Información Judicial. En tanto, el juez Eduardo Freiler votó en disidencia.

Ballestero argumentó que no se puede separar a «un juez de la causa en base a cuestionamientos atinentes al contenido de sus resoluciones».

La ex jefa de Estado había pedido el apartamiento de Bonadio en el expediente por «enemistad manifiesta» y temor de parcialidad, en base a declaraciones del magistrado y por su papel en la causa «dólar futuro» que -a su criterio- «demostrarían la campaña de persecución y de hostigamiento emprendida contra la imputada».

El juez Claudio Bonadio (Adrián Escandar)

Cristina Kirchner está citada a indagatoria para el próximo 7 de marzo en la causa «Los Sauces», en la que se investigan maniobras con alquileres supuestamente fraudulentos para enmascarar negocios y en la que también deben prestar declaración como acusados sus hijos Florencia y Máximo.

Mientras, Bonadio siguió este martes con su ronda de indagatorias en donde declararon dos ex apoderados de la empresa «Loscalzo y Del Curto», del grupo Báez, y comprometieron a Lázaro y Martín Báez en la firma de cheques entregados a «Los Sauces», propiedad de la familia Kirchner.

En la causa se investigan delitos como enriquecimiento, adulteración de documentos públicos y cohecho por entender que a través de esa empresa la familia Kirchner alquiló inmuebles a los empresarios Cristóbal López y Báez, favorecidos luego durante con negocios públicos.

Con información de Centro de Información Judicial y DyN