Fecha de publicación: Vie, Mar 3rd, 2017
Deportes | Publicado por: Clarin

Los futbolistas ratificaron el paro en Agremiados y AFA su amenaza de sanciones

 

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Línea Prensa). Cuando empezó a caer el sol que golpeó fuerte sobre el asfalto de la Ciudad de Buenos Aires durante toda la jornada del jueves empezaron a llegar a la sede de Futbolistas Argentinos Agremiados los jugadores de Primera. Reunidos con el secretario general de FAA, Sergio Marchi, decidieron no arrancar el fútbol y ratificaron el paro. Minutos después de esa decisión, la Asociación del Fútbol Argentino sacó un comunicado en el que recordaba que habrá sanciones para los equipos que no se presenten a jugar este fin de semana. Además, ratificó que irá con sus representantes al Ministerio de Trabajo a la audiencia con Agremiados el viernes a la mañana.

En la reunión del jueves por la tarde se presentaron Fernando Gago, Pablo Pérez, Santiago Vergini, de Boca; Leonardo Ponzio, de River. Nicolás Tagliafico, de Independiente; Agustín Orion, de Racing. Leandro Desábato y Jonathan Schunke, de Estudiantes. Maxi Rodríguez, Ignacio Scocco, Sebastián Domínguez, de Newell’s. Fabián Cubero y Cristian Nasuti, de Vélez. Lucas Licht y Facundo Oreja, de Gimnasia. Leonardo Di Lorenzo, de Temperley. Guillermo Farré y Lucas Aveldaño, de Belgrano. Los últimos en llegar fueron los de San Lorenzo: Néstor Ortigoza, Matías Caruzzo, Fabricio Coloccini y Marcos Angeleri.

Hubo más jugadores, como Diego Barrado (Juventud Unida de Gualeguaychú), y Fernando Lorefice y Leonardo Talamonti (Platense), entre muchos otros representantes de planteles de equipos de todas las categorías. Con menos prensa, sin tantos flashes de las cámaras que se amontonaban en la vereda.

El primero en confirmar que el paro continuaba fue el capitán de Vélez, Fabián Cubero, quien dijo que «no hay fútbol». «Hasta que la plata no esté en las cuentas de los jugadores no se va a jugar», informó al salir del multitudinario cónclave en el edificio de la calle Salta al 1100.

Minutos más tarde, Marchi encaró las cámaras y habló casi en cadena nacional: «La decisión es retener tareas por la razón que no se ha podido cancelar la deuda con los futbolistas desde hace tres o cuatro meses, y que venimos reclamando desde enero». «Mañana no va a haber fútbol. Dije hoy que la cosa estaba peor que ayer, ahora digo que está peor que hoy a la mañana», siguió el representante de los jugadores. «Cuando uno tiene que tomar una medida hay debates importantes. Este fue importante y enriquecedor, pero nunca se puso en duda la media que se tomó de manera unánime».

Según Marchi, habrá paro hasta que «se cancele las deuda con los futbolistas». «Se lo hicimos saber a la AFA y a una buena dirigencia que, en forma tardía, se ha ocupado». «La AFA se tendría que ocupar de controlar a los clubes para que esto no ocurra. Favorece a los clubes deudores dándole instrumentos para seguir comprando», estimó.

Respecto de lo que los dirigentes habían dicho de poner juveniles en la fecha, dijo que esa «es una medida reaccionaria y un retroceso». «La conciliación obligatoria no cambio el reclamo tan justo. No pedimos un bono salarial ni mayores sueldos Sino que se le acrediten los sueldos que les deben a los futbolistas desde hace meses».

Por último, dijo no entender «a los dirigentes ni la conducción de AFA». Los futbolistas se sacrificaron , fueron pacientes. En cualquier sociedad el reclamo sería aplaudido. Celebro que los futbolistas con dignidad hayan tomado esta postura», terminó.

Marchi, luego de la reunión con los dirigentes: «Está todo igual, no hay fútbol»
Los jugadores debían tomar una decisión fuerte: mantenerse firme en el paro y no reanudar el campeonato como estaba estipulado (están programados para este viernes los duelos Rosario Central-Godoy Cruz y San Lorenzo-Belgrano) hasta que los clubes salden las deudas con los jugadores o levantar la medida de fuerza. Está claro que ganó la primera postura.

¿Cuál era el costo en cada caso? Si no juegan se exponen a una multa del ministerio de Trabajo, tal como indicó el secretario Ezequiel Sabor; también que los dirigentes de sus clubes decidan armar equipos con juveniles y -en el caso de los futbolistas que están al día- sufrir aprietes por ser solidarios con sus colegas. Si decidían jugar -cosa que no pasó-, la promesa de cancelar la deuda por parte de los dirigentes de AFA podría dilatarse, mientras el foco se va con el ruedo de la pelota.

Apenas se conoció la decisión de los futbolistas, la AFA recordó que habrá sanciones para los equipos que no se presenten este fin de semana a jugar con un comunicado.

«En el marco de la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo y la audiencia fijada para mañana a las 11 en el Ministerio de Trabajo y como es ya de público conocimiento, los clubes de Primera División es un nuevo acto de solidaridad , ha resignado recursos a los fines de poder destrabar la medida de fuerza adoptada por Futbolistas Argentinos Agremiados», comenzó.

Y continuó: «Atento en consecuencia que este fin de semana, comenzarán los torneos de Primera, Primera B, Primera C, Primera D, la AFA recuerda, que establecen sus Reglamentos sanciones para aquellos equipos que no presenten sus respectivos equipos, en los días y horarios oportunamente designados».