Fecha de publicación: Vie, Mar 24th, 2017
Internacional | Publicado por: Clarin

Duro reclamo de Argentina y otros 13 países al gobierno de Nicolás Maduro

CIUDAD DE BUENOS ARIES (Línea Prensa). Catorce países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA), entre ellos la Argentina, acordaron hoy una declaración conjunta para reclamar al gobierno venezolano de Nicolás Maduro que celebre «las elecciones pospuestas» y libere los «presos políticos».

El documento advierte que la suspensión de Venezuela como integrante de la OEA, pedida por el secretario general de la organización, Luis Almagro, «es el último recurso» y «antes de esa decisión deben agotarse los esfuerzos diplomáticos en un plazo razonable».

El texto de la declaración fue anticipado esta noche por la agencia de noticias EFE y su veracidad fue confirmada por una alta fuente de la Cancillería argentina.

«Consideramos urgente que se atienda de manera prioritaria la liberación de presos políticos, se reconozca la legitimidad de las decisiones de la Asamblea Nacional, según la Constitución, y que se establezca un calendario electoral, que incluya las elecciones pospuestas», dice la nota.

La declaración, que según EFE probablemente sería publicada esta noche, será suscripta por la Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay.

Esos países forman dentro de la OEA el llamado «grupo de los 15», liderado por México e integrado también por Belice, que en esta ocasión debe mantenerse neutral, debido a que está desempeñando la presidencia de turno del Consejo Permanente.

Los firmantes se declaran «profundamente preocupados por la situación que atraviesa la hermana República Bolivariana de Venezuela» y subrayan su «compromiso con la promoción y la defensa de la democracia y los derechos humanos en el marco de la Carta de la OEA y la Carta Democrática Interamericana (CDI)».

Asimismo, se comprometen a evaluar «con detenimiento» el informe que Almagro presentó la semana pasada, en el que pidió aplicar la CDI para suspender a Venezuela como miembro de la OEA si en 30 días no convoca a elecciones.

Los países que suscriben el documento advierten que estudiarán el informe del secretario general «con miras a acordar el curso de acción que corresponda dentro de la organización».

Paralelamente, reiteran su apoyo al «diálogo y la negociación» para solucionar «los problemas» que padece el pueblo venezolano, y formulan «un llamado para que se cumplan a cabalidad los acuerdos alcanzados en el marco de las mesas establecidas durante el proceso de acompañamiento impulsado por los ex presidentes y la Santa Sede».

Se refiere al diálogo entre el oficialismo y la oposición venezolanos que tuvo dos sesiones entre fines de octubre y mediados de noviembre de 2016, y que quedó suspendido luego de que la oposición denunciara que el gobierno no cumplió los compromisos asumidos en esos encuentros.

Esas negociaciones habían sido impulsadas por la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) y los ex presidentes español José Luis Rodríguez Zapatero, dominicano Leonel Fernández y panameño Martín Torrijos, y tuvo el acompañamiento del Vaticano.

La declaración advierte que los países firmantes se mantendrán «atentos a los esfuerzos para abordar estos desafíos durante las próximas semanas, a fin de considerar los próximos pasos necesarios».

Más temprano, el gobierno de Estados Unidos había afirmado que «en este momento» no estaba «impulsando» el apartamiento de Venezuela de la OEA pero reiteró su reclamo de que en el país caribeño haya «elecciones lo antes posible» y se produzca «la liberación inmediata de todos los presos políticos».

Denuncian que Caracas compró a Brasil carne podrida por US$ 2.100 millones
«Compartimos las preocupaciones sobre el estado de la democracia en Venezuela que el secretario general de la OEA, Luis Almagro, expone con cuidadoso detalle en su informe; creemos que ese informe merece una consideración seria por parte del Consejo Permanente» del organismo, dijo el vocero del Departamento de Estado, Mark Toner, en su rueda de prensa diaria.

Almagro presentó la semana pasada la actualización de su informe de mayo de 2016 sobre la situación en Venezuela y afirmó que allí se registra una «ruptura total» del orden democrático y que el gobierno del presidente Nicolás Maduro «viola todos los artículos de la Carta Democrática Interamericana (CDI)».

«No estamos impulsando la expulsión de Venezuela de la OEA en este momento; sin embargo, sí pensamos que la OEA es el lugar adecuado para lidiar con la situación actual en Venezuela», agregó Toner.

Maduro acusó recibo esta tarde de la declaración que estaba preparando el «grupo de los 15».

«Si llegaran a concretar un comunicado que están promoviendo un grupito de países de derecha, gobernados por la derecha allá en Washington, el consenso de la derecha latinoamericana contra Venezuela, lo vamos a enfrentar con rudeza, con claridad y con la verdad», dijo el mandatario al canal venezolano Telesur.