Fecha de publicación: Mié, May 10th, 2017
Policiales | Publicado por: Infobae

Trasladaron en secreto a Pérez Corradi a una cárcel federal

 

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Línea Prensa). Ibar Pérez Corradi, el empresario procesado por el tráfico de efedrina, fue trasladado este martes por la noche a la cárcel de Marcos Paz, pudo saber Infobae de fuentes judiciales y oficiales. Hasta ayer estaba detenido en el edificio Centinela de Gendarmería por cuestiones de seguridad.

La noticia no cayó bien en su defensa. «Paraguay lo entregó en su momento con la condición que no vaya a ningún centro penitenciario, él no presto el consentimiento para un traslado», dijo a este medio el abogado Carlos Broitman en una breve comunicación.

Pérez Corradi estaba alojado en una celda común, muy lejos de lo que imaginó cuando decidió ingresar al Programa de Testigos Protegidos. Tenía una cama rústica (ya reclamó varias veces que le cambien el colchón) y un pequeño mueble donde guardaba algo de ropa y de comida, como puede verse en la imagen a la que tuvo acceso Infobae. En ese calabozo, de 2 x 2,5 metros, pasó los últimos once meses de su vida.

Ibar Pérez Corradi está detenido desde junio del año pasado, cuando fue atrapado en Paraguay. En los últimos meses había reclamado varias veces por las condiciones de su celda. Pedía desde más visitas íntimas con su mujer hasta comida con «valores calóricos y nutricionales básicos». De hecho, presentó más de veinte habeas corpus, pese al rechazo de sus propios abogados. Todos fueron rechazados.

El traslado fue festejado en la Gendarmería, que hace rato no quería tener alojado al empresario por sus permanentes reclamos.

Pérez Corradi estaba alojado en la Unidad de Investigaciones y Procedimientos Judiciales de la Gendarmería, donde también fue trasladado el suspendido jefe de la Policía José Potocar.

La jueza Maria Servini ya procesó a Pérez Corradi por el tráfico de efedrina y ahora lo investiga por el Triple Crimen de General Rodriguez. La semana pasada, la Cámara Federal revocó la falta de mérito que le había dictado la jueza en esa causa y le ordenó que dicte un nuevo fallo en un plazo «prudencial».

De hecho, para este martes estaba prevista una nueva ampliación de su indagatoria, pero se suspendió por «cuestiones de agenda» del juzgado.