Fecha de publicación: vie, Abr 13th, 2018
Policiales | Publicado por: Clarin

Por la inseguridad habrá patrullaje policial en Ciudad Universitaria

Social
Tags

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Línea Prensa). Por su protagonista, la noticia tuvo un alto impacto en medios nacionales e internacionales: el científico estadounidense Michael Rosbash (74), último premio Nobel de Medicina, fue asaltado la semana pasada por motochorros en Ciudad Universitaria, donde había ido a recibir una distinción: tres ladrones lo atacaron poco después del mediodía y le robaron su computadora.

Sin embargo, quienes visitan seguido esa sede de la Universidad de Buenos Aires aseguraron que episodios tan violentos como ese se repiten a diario. El tema fue eje central de la última reunión del Consejo Directivo, donde se resolvió reclamar seguridad en ese y otros predios conflictivos. Desde el Gobierno porteño adelantaron a Clarín que comenzarán a patrullar la zona, aunque no descartaron que aparezcan resistencias.

La presencia de policías en las universidades siempre despierta polémica. En su artículo 31°, la ley de Educación Superior -sancionada en 1995- establece que “la fuerza pública no puede ingresar en las instituciones universitarias nacionales si no media orden escrita previa y fundada de juez competente o solicitud expresa de la autoridad universitaria legítimamente constituida”.

Sin embargo, desde la UBA aclaran que esa restricción solo corre para los edificios universitarios y no para las zonas abiertas de predios como Ciudad Universitaria o las facultades de Agronomía y Veterinaria. “Son lugares enormes y públicos, donde no sólo entran alumnos, docentes y empleados, sino cualquier persona que pasa por el lugar”, remarcaron a Clarín fuentes académicas.

El caso más emblemático es el de Ciudad Universitaria, un predio de 50 hectáreas ubicado en el barrio porteño de Belgrano por el que circulan cinco líneas de colectivos y unas 40 mil personas por día. Allí el movimiento es constante y no se limita a los horarios de clase. “Necesitamos vigilancia las 24 horas, los siete días de la semana”, reclaman desde la Universidad.

Quienes recorren a diario el lugar afirman que no se nota presencia policial y que los robos aumentaron desde que se inauguró la estación de tren del Belgrano Norte. “Para llegar ahí muchas personas ingresan desde Ciudad Universitaria. Entra gente que no tiene nada que ver con las facultades”, explican.

Ese mismo año, la muerte de Mariano Nicolás Solá (18) conmocionó a la comunidad educativa. El joven, que volvía de una fiesta electrónica, apareció sin vida en la zona del Pabellón I. El caso demostró la falta de controles durante la noche.

El motivo de la falta de presencia policial genera contrapuntos. Desde la UBA aseguraron a Clarín que hace tiempo vienen reclamando más vigilancia y que no ponen reparos a los recorridos de los patrulleros.

Sin embargo, en el Gobierno porteño afirman que hasta ahora no les permitían el ingreso a los agentes de la Policía de la Ciudad. “Es algo que venimos buscando desde hace tiempo, cuando empezaron las mesas de trabajo con las autoridades de la Universidad. Es nuestra responsabilidad garantizar la seguridad allí, pero lo que necesitamos son reglas claras”, indicaron fuentes del área de Seguridad.

Según adelantaron, se destinarán patrulleros, bicipolicías, agentes de a pie y personal civil que trabaja en los senderos de prevención, aunque aún no hay precisiones sobre el número.

Entre las medidas proyectadas para mejorar la seguridad figura la instalación de cámaras. Sin embargo, para eso resta que se haga un tendido de fibra óptica en el predio.

Los problemas también se repiten en la sede universitaria ubicada sobre Avenida San Martín, donde funcionan las facultades de Agromía, Veterinaria y una sede del CBC.

Es otro predio de grandes extensiones, por el que circulan unas 10 mil personas por día. Estudiantes y docentes denuncian que sufren violentos robos y que la zona es “tierra de nadie”. En la Policía de la Ciudad aseguraron que desde hace dos años se inició un sistema de patrullaje con cuatriciclos que logró bajar la cantidad de asaltos.

“Hace un tiempo tuvimos un planteo similar por la situación en la plaza Houssay, frente a Medicina, y se reforzó la vigilancia”, agregaron desde la Ciudad. Sin embargo, en su comunicado el Consejo Superior de la UBA reiteró las quejas por los robos en esa zona.