Fecha de publicación: mar, May 15th, 2018
Internacional | Publicado por: Clarin

Proponen declarar a las villas miseria como patrimonio de la humanidad

Social
Tags

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Línea Prensa). Una organización pidió al Fondo de Naciones Unidas para la Educación y la Cultura (UNESCO) que los asentamientos o villas miseria de Latinoamérica sean declarados Patrimonio de la Humanidad.

Conocidas como “callampas” en Chile, “villas miseria” en Argentina o “favelas” en Brasil suelen rodear las capitales o ciudades principales formando un cordón de pobreza al que los habitantes terminan acostumbrándose.

Por esto, la organización Techo Internacional junto a miembros de estas comunidades decidieron presentarse ante la UNESCO con el objetivo que “los ojos del mundo conozcan el testimonio más potente de la desigualdad territorial que Latinoamérica debe superar, y reconozcan el trabajo constante de sus poblaciones”.

“Les solicitamos que declaren a nuestros asentamientos como Patrimonio de la Humanidad, para conseguir que los ojos del mundo reconozcan la realidad que más de 104 millones de personas vivimos a diario, y se acerquen a trabajar con nosotros para superar esa desigualdad”, planteó Mary Silveira, referente comunitaria de un asentamiento popular, en el corto audiovisual en el que comunica la solicitud

La propuesta se lanza a poco de que se celebre, del 24 de junio al 4 de julio, la 42a. reunión del Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO, responsable de aceptar las candidaturas y conformar la lista de postulantes.

Al mismo tiempo, la iniciativa se enmarca en la campaña de la organización social TECHO Internacional, que trabaja junto con habitantes de más de 600 asentamientos populares en 19 países de América Latina.

“La violencia, desconfianza y desigualdad en Latinoamérica pone en particular riesgo la vida de las personas que residen en los asentamientos populares. Situaciones de desalojo forzoso, el golpe de fenómenos climáticos cada vez más fuertes y la discriminación son parte del presente de las comunidades más excluidas”, relevó Juan Pablo Duhalde, sociólogo y director de áreas sociales de la organización TECHO Internacional

“La estigmatización desconoce por completo que el asentamiento popular es de los testimonios más crudos de una realidad que urge superar, la injusticia y desigualdad territorial”, pero a la vez es en este territorio donde se observan las muestras más claras de la búsqueda por la supervivencia en América Latina”, añadió Duhalde.

El prejuicio desconoce también “el trabajo colaborativo, organizado y cotidiano de quienes lo viven. Un testimonio que se expresa en la vulneración permanente de derechos humanos a sus pobladores y pobladoras, y en el esfuerzo constante de las personas que allí residen para construir por sus propios medios respuestas y soluciones.

Todo esto confluye en un patrimonio que como sociedad tenemos prohibido ignorar”, sentenció el profesional. Techo junto a los protagonistas de los asentamientos buscan convocar a la ciudadanía latinoamericana a través de la plataforma Change.org, mediante el asunto que los asentamientos sean declarados Patrimonio de la Humanidad. A los habitantes de la región piden que adhiera con su firma “y permita hacer llegar más lejos la iniciativa”.

“Cada firma representará una oportunidad para dar a conocer, involucrarnos y buscar transformar la realidad de desigualdad e injusticia que hoy caracterizan a nuestra América Latina y hacernos responsables del fortalecimiento democrático desde la acción colectiva”, comentó Duhalde.

Pero más allá del desenlace final, Mary Silveira le dice al mundo: “No sé si el Comité tomará en cuenta nuestra candidatura, pero estoy segura de que gracias a tu firma, estaremos visibilizando esta realidad”.

Fuente: ANSA