Fecha de publicación: lun, Jun 4th, 2018
Internacional | Publicado por: Clarin

Maduro dejó en libertad al segundo grupo de presos políticos

Social
Tags

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Línea Prensa). “Tengo la boleta de excarcelación pero continúo privado de libertad”, escribió este domingo en un mensaje de texto telefónico privado, al que tuvo acceso Clarín, el preso político Raúl Emilio Baduel, hijo del ex ministro de Defensa, Raúl Isaías Baduel, también preso. El gobierno no ha dado ninguna explicación del por qué sigue en la prisión “Cerra” de Maracay, cerca de Caracas.

Este sábado el régimen de Nicolás Maduro ordenó la libertad parcial y condicional de 40 presos políticos más en el segundo grupo que suman un total de 79 personas que han sido “beneficiadas” con su polémica medida de limpiar su imagen ante el mundo.

Las libertades otorgadas no son plenas, lo dijo el propio Maikel Moreno, presidente del Tribunal Supremo de Justicia, al emitir las boletas de excarcelación. Tanto en el primer grupo de 39 como en el segundo de 40, los excarcelados por motivos políticos deben presentarse al tribunal cada 30 días, tienen prohibición de salida y no pueden declarar a la prensa.

Por si fuera poco, Delcy Rodríguez, la presidente de la cuestionada asamblea constituyente, obligó a los presos políticos a escuchar un “sermón” de pacificación ante los gobernadores opositores garantes en la Casa Amarilla, antigua sede de la Cancillería, y firmar un documento en el que se comprometen a permanecer tranquilos.

Raúl Emilio Baduel, cumplió con todo el ritual del teatro que preparó el régimen para doblegar el espíritu rebelde de los presos políticos. Pero al terminar el acto gritó la segunda estrofa del himno nacional que dice: “gritemos con brío, muera la opresión, compatriotas fieles la fuerza es la unión”, lo que le valió su vuelta a prisión sin nueva fecha de salida.

El joven abogado militar Baduel, preso desde hace cuatro años por criticar a Maduro en los cuarteles, forma parte de los cinco presos políticos que ya tenían su boleta de excarcelación desde diciembre pasado, cuya liberación iba a ser ratificada este sábado en el segundo lote de liberados.

Raúl Emilio Baduel también ha sido víctima de torturas durante su encarcelamiento. Lo aseguró su hermano Adolfo Baduel. Con respecto a su padre, el ex ministro de la Defensa, Raúl Isaías Baduel, dijo “Tenemos más de 120 días sin ver a mi papá”.

Algunos de los 40 presos políticos del segundo grupo que anunció Jorge Rodríguez, ministro de Comunicación e Información, sin decir nombres, pudieron salir de prisión el sábado en la noche, pero la gran mayoría lo hará en las próximas horas.

Parte de los beneficiados son los diputados Gilbert Caro y Wilmer Azuaje, Renzo Prieto, Roberto Picón, José Vicente García, Gregory Sanabria, Román Rojas, Juan Carlos Olivares, Alexander “El Gato” Tirado, Gabriel Valles, Manuel Cotiz, Franklin Hernández, Isaac Gonzalez, Victor Vegas, José Vegas, Oswaldo García, Giovanni González, Rony Real y Juan Carlos Sosa.

El régimen ha querido mantener oculta la lista de los excarcelados porque en la primera lista de 39 personas del viernes había más de 20 delincuentes comunes y 16 presos políticos y 3 con boletas de excarcelación.

Entre los delincuentes liberados aparece una mujer estafadora que había embaucado a 5.000 personas con el fondo chino para la adquisición de vehículos Chery. También los agresores armados chavistas de “los colectivos del 23 de enero” que habían atentado contra el candidato Henri Falcón durante la campaña electoral del 20 de mayo.

Este engaño de incluir a delincuentes junto a la liberación de los presos políticos ha sido criticado por Alfredo Romero, director de Foro Penal, es igual a “meter gato por liebre” en la lista de presos políticos.

También la falta de libertad plena y además al goteo, “evidentemente, se intenta crear una percepción de liberación de personas, pero la verdad es que no se está ejecutando una liberación total, de los 357 presos políticos”, dice Romero.

El régimen no habló de la liberación de militares, que oscila entre 150 y 200 tras las rejas por rebelión. “Hay 149 militares presos, torturados, sus familias perseguidas y víctimas del madurismo neo totalitario ¡Ellos también son presos políticos de esta dictadura!”, dice Nicmer Evans, chavista disidente.

El ex ministro de la defensa, Fernando Ochoa Antich, ha pedido a la oposición que se ocupe también de liberar a los militares detenidos por la Dirección de contra inteligencia Militar (Dgcim) que también son presos políticos del régimen.