Fecha de publicación: mié, Jul 18th, 2018
Salud | Publicado por: Clarin

Desarrollan un test sanguíneo para detectar el melanoma en su etapa inicial

Social
Tags

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Línea Prensa). Un grupo de investigadores australianos anunció este miércoles un nuevo análisis de sangre para detectar el melanoma en su etapa inicial. Es la forma más agresiva de cáncer de piel y cuya incidencia está en aumento. Por eso, al nuevo avance lo presentaron como una “primicia mundial” que podría salvar miles de vidas.

El análisis podría ayudar a los médicos a detectar el melanoma, un cáncer de piel muy agresivo, antes de que se propague al resto del cuerpo, afirmaron los científicos de la Universidad Edith Cowan (ECU), cuyo trabajo fue publicado en la revista Oncotarget.

En la investigación participaron 105 pacientes con melanoma y 104 personas sanas. El procedimiento experimentado permitió un diagnóstico precoz del melanoma en el 79% de los casos, según los autores de la investigación.

“Este test sanguíneo es muy prometedor como detector potencial porque puede identificar el melanoma en su etapa inicial, cuando todavía es tratable”, afirmó la investigadora principal, Pauline Zaenker, en un comunicado.

“Examinamos un total de 1.627 tipos diferentes de anticuerpos para identificar una combinación de diez anticuerpos, la más apta a señalar la presencia de melanoma en los pacientes confirmados en comparación con voluntarios sanos”, agregó.

Identificar el melanoma en forma temprana es fundamental, porque es cuando se curan casi todos los casos. “Los pacientes cuyo melanoma se detecta en un estado precoz tienen una tasa de supervivencia a cinco años de entre el 90% y el 99%”, afirmó Zaenker. En el caso contrario, la tasa de supervivencia es de tan solo del 50%.

Actualmente, el melanoma se detecta mediante un examen clínico realizado por un médico. En caso de encontrar una lesión sospechosa, se procede a una extracción para realizar una biopsia. Pero, según Zaenker, las biopsias son costosas, “bastante invasivas”, y depender solo de ellas “puede ser problemático”.

El desarrollo del nuevo test es apenas el comienzo. Ahora los científicos tendrán que hacer análisis clínicos que durarán tres años para validar las conclusiones y disponer de un test que pueda ser utilizado por los médicos.

Consultada por Clarín, Gabriela Cinat, médica oncóloga, Jefa de la Unidad de Melanoma y Sarcoma del Hospital Oncológico Angel Roffo, dependiente de la Universidad de Buenos Aires, explicó que lo que idearon los científicos australianos es “un test utilizando nuevas tecnologías que detectan anticuerpos que reaccionan contra proteínas que produce el melanoma”.

“Apoyándose en métodos estadísticos, identificaron aquellos que parecían ser más relevantes. Compararon sangre de pacientes con melanoma en estadios iniciales ‘versus’ voluntarios sanos y consideraron que ese test puede ser útil para colaborar en el diagnóstico precoz y hacer menos biopsias de lesiones sospechosas”, continúa Cinat.

“En Australia el melanoma es un problema relevante ya que es el país con mayor incidencia, por las características de la población y su ubicación geográfica”, dice la experta argentina.

Para pensar en esto como un método de detección precoz, tendría que ser evaluado en más personas y con más estudios. “Este método debe ser validado en el marco de estudios clínicos con el suficiente número de pacientes para sacar conclusiones definitivas, lo cual llevará algunos años”, señala la experta. Para que el test llegue a la Argentina, primero habría que demostrar que es fehacientemente útil. Luego, si se aprueba, demoraría bastante tiempo en llegar al resto de los países, incluido el nuestro.

El melanoma en Argentina

Según las últimas estadísticas de la Sociedad Argentina de Dermatología, difundidas por la agencia Télam, se diagnostican por año en el país más de 1.400 nuevos casos, mientras que en ese lapso mueren por esa patología 574 personas.

El melanoma puede originarse en un lunar preexistente o sobre la piel sana. Suele aparecer en zonas del cuerpo expuestas al sol, como cara, cuello, escote, antebrazos y dorso de las manos. En las mujeres, el lugar de aparición más frecuente son las piernas y en los hombres el pecho y espalda.

“La detección temprana de esta enfermedad es clave ya que es probable curar un paciente mediante una simple intervención quirúrgica cuando el melanoma es diagnosticado en etapas iniciales”, asegura Cinat.

Para prevenirlo, hay que evitar la exposición excesiva al sol, desaconsejada entre las 10 y las 16 horas, y fundamentalmente en los meses que tienen la letra “R”: todos menos mayo, junio, julio y agosto. Aplicarse con frecuencia protector solar FPS 15 ó 30 o superior y en los meses estivales usar sombreros, anteojos con protección UV y ropa que cubra la mayor parte de la piel posible. Y evitar el uso de camas solares.

También se promueve la detección lo más temprana posible de las lesiones malignas o premalignas. “Para ello es imperante visitar al dermatólogo periódicamente, más aun ante la presencia de un lunar nuevo o de cambios en alguno preexistente. El tratamiento de las lesiones incipientes es sencillo y se asocia con un índice de curación muy alto”, concluye la especialista.