Fecha de publicación: jue, Sep 6th, 2018
Sociedad | Publicado por: Clarin

La suba del dólar impacta en la mesa: pan, fideos, yerba y aceites aumentaron más de 30% en 100 días

Social
Tags

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Línea Prensa). El último salto del dólar, que llevó la cotización a más de $ 40 hace pocos días, desató una intensa ola de remarcaciones en los comercios para todo tipo de productos, no sólo los importados. Pero los precios ya venían acelerándose desde mayo, tras la primera corrida cambiaria. Y la sumatoria genera ya un fuerte impacto en el bolsillo familiar porque hay productos básicos clave que acumulan incrementos de más de un 30% en sólo 100 días. Una tendencia que, según los empresarios, seguirá en alza porque hay más ajustes en cola, a punto de llegar a las góndolas.

Un relevamiento de Clarín en seis cadenas de supermercados y en comercios porteños sobre 52 artículos de alta rotación confirmó el fenómeno. Mostró que, desde fines de mayo, los aumentos fueron generalizados, aunque los más sensibles se centraron en productos de almacén, en especial la harina y sus derivados.

El paquete de harina 000, que hasta el año pasado podía comprarse a menos de $ 8, superó ya los $ 20. Algo similar pasó con la bolsa de 50 kilos que compran los panaderos. Según Emilio Majori, de la Federación Industrial Panaderil de la Provincia, si la bolsa de 50 kilos inició el año por debajo de $ 200, desde mayo superó los $ 650 y esta semana llegó a $ 1.000, lo que está causando una nueva oleada de subas en el pan y las facturas.

En una recorrida por barrios del sur y el norte de Capital, Clarín halló que el kilo de pan francés ya oscila entre $ 60 y $ 90, con un promedio de $ 74. Es un 32% que los $ 56 de mayo pasado y 85% más que los $ 40 de mayo de 2017. “No nos queda otra que volver a subir el pan. Algunos ya lo hicieron y la semana que viene seguro quedará en $ 80 o $ 85 promedio”, avisa Majori. “Estamos por sacar una lista donde el precio de referencia, desde la semana que viene, pasa a $ 80”, coincide Rodolfo Silva, titular del Centro de Panaderos del Oeste.

¿Por qué sube la harina? Según Diego Cifarelli, titular de la Federación de la Industria Molinera, es porque el trigo se exporta, deben pagarlo a valor dólar para hacer harina y, para colmo, en medio de la volatilidad cambiaria, se redujo la oferta del cereal. “El trigo es el 80% del costo de la harina y hoy lo pagamos a casi $ 9.000 la tonelada, contra $ 6.600 de hace 20 días y $ 2.500 de diciembre. Todo eso nos permite entregar harina con un precio cierto”, justifica.

Además del pan, también galletitas y fideos fueron muy afectados. Desde mayo, por ejemplo, los tallarines Terrabusi pasaron de $ 23,90 a $ 31,70 (33% más) y los Lucchetti se fueron de $ 28,75 a $ 35,90 (25%). En 100 días, otros saltos grandes se vieron en aceite de girasol Cocinero (30%) e infusiones como café Dolca (31%) y la yerba mate de marcas como Cruz de Malta (28%) y Taragüí (cuya bolsa de kilo se fue de $ 88 a $ 115, 30% más).

El tomate pasó de $ 34 a $ 69 el kilo. Mientras que, con alzas entre 20% y 30%, se destacaron el pollo entero, el arroz blanco Gallo y el jugo en polvo Tang. Con subas trimestrales también de peso, el azúcar Ledesma (11%), la polenta Presto Pronta (11%), el jamón Paladini (10%), el filet de merluza (14%) y la gaseosa 7Up (13%) sumaron presión. También la leche en sachet (11%) y el queso cremoso (13%) La Serenísima, la manteca Sancor (13%) y el Mendicrim (13%).

Asimismo, en los no alimenticios, hubo fuertes incrementos en papel higiénico Higienol (31%), jabón blanco Gran Federal (46%), lavandina Ayudín (19%), lavavajillas Ala (20%) y jabón en polvo Skip (24%).

En total, si para comprar los 52 alimentos, bebidas y básicos de limpieza y tocador relevados bastaban $ 2.874 en mayo, ahora la suma ya pasó los $ 3.300: un 15% más. En mayo de 2017, el costo de lo mismo era $ 2.260.

Para los próximos días, en tanto, no hay que esperar un freno. En carnicerías empezaron a llegar al mostrador las subas de hasta 17% del valor de la hacienda en pie. Un local de Barracas, por ejemplo, ayer ya había llevado el asado de $ 185 a $ 200 el kilo. Y el vacío, de $ 195 a $ 215.

Del lado de los súper, las nuevas alzas se consideran “inevitables”. “Estamos recibiendo listas de precios con subas generalizadas del 15 al 20% en promedio que no estamos en condiciones de absorber por completo. Cada empresa decidirá ahora en qué medida las traslada a las góndolas”, advirtió Juan Vasco Martínez, director ejecutivo de la Asociación de Supermercados Unidos, que nuclea a las principales cadenas. Yolanda Durán, al frente de la cámara de súper chinos Cedeapsa, coincide: “Esta semana nos llegaron listas con subas generalizadas del 10 a 12% en lácteos, del 15 a 20% en artículos de almacén y del 30 a 35% en los importados. Son productos que, desde abril, ya venían subiendo 5 a 8% cada 15 o 20 días. Lo vamos a trasladar, pero quizás no del todo. Porque, si no, nadie compra”.