Fecha de publicación: dom, Sep 9th, 2018
Salud | Publicado por: Clarin

Avanza una droga que bloquea la metástasis del cáncer

Social
Tags

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Línea Prensa). Investigación Biomédica de Sant Pau (IIB Sant Pau), la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y el CSIC han demostrado en un modelo animal la eficacia de un nanofármaco, creado por los propios investigadores, que elimina selectivamente y por primera vez las células madre metastásicas. El trabajo podría abrir una nueva vía para la prevención de la metástasis en el cáncer colorrectal.

De acuerdo a los datos divulgados, esta nanomedicina funciona como un dron que identifica un receptor (CXCR4) en las células madre metastásicas, administra la droga y destruye únicamente estas células. Al actuar sólo sobre las células tumorales metastásicas, el nuevo fármaco evita la toxicidad general asociada a los tratamientos habituales contra el cáncer y preserva las células sanas.

Pese a lo promisorio de la investigación, todavía se encuentra en una fase temprana. “Aunque siempre es alentador que se difundan nuevas investigaciones, todavía me resulta algo apresurada esta información, ya que como todavía el fármaco no tiene una práctica clínica, no conviene generar expectativas en la población. Sobre todo, cuando se desconocen sus alcancen reales. Hay una gran cantidad de investigaciones que se encuentran en fase II que responden perfectamente en animales y cuando pasa a la siguiente fase, que es la prueba en humanos, se descubre que no posee reproductivilidad”, apunta Ubaldo Alfredo Gualdrini, presidente de la Sociedad Argentina de Gastroenterología.

Su mayor valor es que se trata del primer fármaco en el mundo que bloquea la diseminación metastásica, la principal causa de muerte en pacientes oncológicos. Actualmente, no existen fármacos en el mercado que eliminen selectivamente las células madre metastásicas. Por lo tanto, este nuevo descubrimiento podría tener un alto impacto clínico después de que se hayan realizado los ensayos necesarios para aplicarse en humanos.

El fármaco ha sido probado sobre cáncer colorectal y leucemia mieloide aguda, sin embargo, los investigadores explican que en la mayor parte de los tumores analizados el receptor CXCR4 se sobreexpresa en las células madre metastásicas. Lo que implica que existe una correlación hasta con 20 tipos distintos de tumores como el de próstata, mama, ovario y otros no tan comunes como el de páncreas.

En el caso del cáncer colorectal, del cual la compañía tiene más avanzadas las investigaciones, los científicos lograron reducir entre el 50% y el 80% de las metástasis que se generaban “normalmente y se han curado el 50% de los ratones

El estudio fue publicado en EMBO Molecular Medicine, un foro médico en el que se debaten innovaciones clínicas. El trabajo es liderado por Ramón Mangues, del l’IIB Sant Pau, Antonio Villaverde y Esther Vázquez, de la UAB, y todos ellos miembros del CIBER-BBN. Los investigadores han demostrado que el fármaco actúa solamente sobre las células iniciadoras de metástasis a través de su interacción específica entre un péptido presente en la nanopartícula proteica que lo transporta y el receptor celular CXCR4 que se encuentra sobreexpresado en las células tumorales.

Lo que significa que esta nanopartícula se puede dirigir para tratar diferentes tipos de neoplasias, convirtiéndola en un vehículo muy versátil que puede transportar diferentes moléculas terapéuticas de elevada potencia”, añaden los investigadores. El Hospital de Sant Pau de Barcelona sería el primer centro en el mundo en evaluar este fármaco en humanos, previamente a su posible introducción en la terapéutica clínica.