Fecha de publicación: lun, Oct 8th, 2018
Sociedad | Publicado por: Clarin

Colas para reclamar por el aumento en las facturas de servicios

Social
Tags

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Línea Prensa). Gustavo discute con una mujer por la factura de luz que le llegó este mes. Está parado en la puerta la sucursal de Edesur que está en San José 190. Asegura que su medidor no funciona. Que les están cobrando mucho más de lo que deberían. “Me vino el doble de la vez anterior. Antes pagaba $1.600 y ahora abono $3.600”, se queja.

En esa misma puerta, una larga cola de gente espera a que la atiendan. También están ahí por los abruptos aumentos en la facturas eléctricas. Todos los consultados por Clarín responden lo mismo. “Tuve un 1000% de incremento. Estaba pagando $900 y en la última factura me vino $8.500”, cuenta con indignación Vitoria, que trabaja en el centro pero vive en Avellaneda.

Otros clientes también se quejaban de los trámites que les piden para realizar las controles a los medidores. “Hace un año que vengo pidiendo que me solucionen este problema. Porque me están cobrando más de lo que estoy consumiendo. Cuando vengo acá me piden que vaya al ENRE (Ente de Regulación Nacional de la Electricidad) y traer una carta pidiendo el control. Pero después no pasa nada. Vienen revisan, se van y yo sigo con el mismo problema”, aporta Ezequiel, mientras espera a que lo atiendan por enésima vez.

Estos son los primeros síntomas de la temperatura que van tomando los usuarios ante los fuertes aumentos de las facturas en todos los servicios.

Clarín realizó una recorrida, en Provincia y Capital, por varias oficinas de las empresas proveedoras de servicios y encontró que la más afectada es la de Edesur en Monserrat. Desde la empresa aseguraron que entienden el mal humor de la gente pero explican que los aumentos deben, en general, a la recategorización de los usuario y a años de atraso en la facturación.

Reclamos de usuarios en la oficina de Edesur a raiz de los excesivos montos de las facturas. (05.10.2018) NESTOR GARCIA

“Todos los reclamos se toman en todos los salones comerciales y en cada caso se explica cómo está compuesta la factura. Si se detecta alguna irregularidad, por su puesto revisamos lo facturado”, dicen desde Edesur.

Y explicaron que “la recomposición tarifaria puede provocar algunos saltos de categoría, por eso es importante hacer hincapié en la eficiencia energética y que los usuarios revisen su consumo”. Según la empresa, en la sucursal de Monserrat hay 25 personas tomando los reclamos y 170 en todas las oficinas.

En las sucursales de los otros servicios aún no se percibe el mismo nivel de reclamos. Clarín estuvo en Edesur de Bartolomé Mitre 653, Metrogas de Melchor 922 y de Mitre 737, Aysa de Ameghino 870 y de Riobamba 750, Edenor de Guzman 302 y de Bulnes 1782, y en ninguna se percibe hasta el momento un alto nivel de reclamo.