Fecha de publicación: mar, Nov 6th, 2018
Actualidad | Publicado por: Clarin

Confirmaron el procesamiento de Julio De Vido por coimas en el caso Skanska

Social
Tags

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Línea Prensa). La Cámara Federal porteña confirmó este martes el procesamiento del detenido ex ministro de Planificación Julio de Vido y otros ex funcionarios y empresarios por la presunta comisión de los delitos de administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública y cohecho dictados por el juez Sebastián Casanello en el marco de la llamada “causa Skanska”.

La ratificación de los procesamientos también alcanza al a la vez detenido ex secretario de Obras Públicas José López, conocido por el revoleo de bolsos con dólares en un convento de General Rodríguez dos años atrás, y al ex titular de Nación Fideicomisos Néstor Ulloa.

El fallo fue firmado de manera unánime por los tres integrantes de la sala I de la Cámara Federal, presidida por Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Mariano Llorens, quienes también confirmaron los procesamientos de Gustavo Vago, Mario Piantoni, Javier Azcárate, Ignacio de Uribelarrea, Eduardo Varni, Héctor Obregón, Alejandro Gerlero, Juan Carlos Bos y Roberto Zareba.

Todos estos últimos fueron considerados por Casanello -y ahora ratificada su decisión por parte la Cámara de Apelaciones- como partícipes de los mismos delitos que les endilgó a De Vido, López y Ulloa en calidad de coautores. El cohecho es el término jurídico en el que el Código Penal de la Nación alude a las más populares coimas.

Además se confirmaron los procesamientos por cohecho, como coautores, de Rubén Gueler, Claudio Moretto, Pedro Carrozzo, Renato Cecchi, Walter Cecchi, Danimirio Kovacik, Estela Insenga, Miguel Spital, Alejandro Porcelli, Alfredo Greco, Jorge Butti, Juan Ferrari, Jorge Roldán y Enrique Rubinsztain.

El caso de la constructora Skanska es uno de los primeros escándalos de corrupción en el kirchnerismo, con Néstor Kirchner aún en la Presidencia de la Nación, y refiere al pago de coimas para la concesión de obras de gasoductos. Kirchner falleció en 2010 pero De Vido continuó como ministro en los dos gobiernos siguientes de Cristina Fernández y, al igual que ésta, terminó procesado en múltiples causas al abandonar el poder.

La diferencia es que De Vido está preso y la ex presidenta no, pese a que ambos eran legisladores con fueros al momento del avance de las causas con el nuevo gobierno de Cambiemos. Al ex ministro lo desaforó la Cámara de Diputados, mientras que en el caso de la viuda de Kirchner, es el Senado quien tiene que decidirlo.

El caso había quedado empantanado años atrás cuando se anuló una de las principales pruebas contra los involucrados, como lo era la grabación de una comunicación interna entre directivos de Skanska en la que hablaban de “el pingüino de acá a la vuelta” (en supuesta alusión a Kirchner), hasta que esta decisión fue revertida por la Cámara Federal de Casación Penal.

Sobre esa grabación cuya incorporación como prueba fue objetada por los procesados, los camaristas dijeron que “de ella surge información clave que permite considerar verosímil la hipótesis sobre el pago de sobornos en beneficio de los funcionarios que, con su intervención ilícita, coadyuvaron al direccionamiento de la contratación en favor de Skanska”.

“En el audio, el gerente comercial de la firma sueca no sólo reconoce el egreso de sumas de dinero destinadas al pago de sobornos en dirección a ENARGAS y Nación Fideicomisos; además admite que monto de esa retribución había sido calculado desde la génesis del proyecto, cuando se entablaron las negociaciones que asegurarían la adjudicación de las obras”, añadieron sobre esa prueba Bruglia, Bertuzzi y Llorens.

La causa, que tras las previsibles apelaciones a la Cámara de Casación, con escasas chances de éxito, estará en condiciones de ser elevada a juicio, donde se conocerán sentencias o absoluciones, determinó la existencia de un “acuerdo espurio” entre los ex funcionarios y los empresarios involucrados para lograr el “direccionamiento de las adjudicaciones” a cambio de dinero.

De acuerdo con la pesquisa, impulsada por el fiscal Carlos Stornelli pero frenada por la actuación del ahora ex juez Norberto Oyarbide, se habrían pagado y cobrado unos 14 millones de pesos de coimas y habrían existido otros 185 millones en sobreprecios, la vía ingeniada para ocultar el pago de las coimas.

Respecto de De Vido, los camaristas dijeron que la decisión de Casanello de procesarlo “luce correcta” porque en la causa “existen suficientes elementos de juicio para concluir que intervino en el diseño e implementación de la estructura normativa sobre la cual se apoyaron los trámites examinados”.

Y añadieron que “a pesar de haber delegado funciones administrativas en cabeza de la Secretaría de Energía y el ENARGAS, desde su posición como titular de la cartera”, De Vido “nunca se desentendió de los detalles y pormenores de las negociaciones comisionadas, conociendo que las obras resultarían adjudicadas de manera irregular, con la aplicación de la modalidad de concurso privado en lugar de licitación pública, en perjuicio del Fondo Fiduciario”.