Fecha de publicación: mié, Nov 28th, 2018
Internacional | Publicado por: Clarin

Antes de la Cumbre del G20, Xi Jinping hizo una fuerte defensa del libre comercio

Social
Tags

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Línea Prensa). A horas de la cita con su par estadounidense Donald Trump, con quien tratará de llegar a un acuerdo para atenuar los efectos de la guerra comercial que mantienen ambas potencias, el presidente chino Xi Jinping hizo un fuerte alegado a favor del libre comercio y expresó su rechazo al modelo proteccionista.

“Creo que estamos en una encrucijada. En términos económicos, debemos decidir si vamos a seguir la globalización económica y el libre mercado o si vamos a elegir el unilateralismo y el proteccionismo”, afirmó ayer el mandatario chino ante el Senado de España, país donde hizo una escala previa dentro del viaje que lo trae a Buenos Aires para participar de la Cumbre del G20.

Sus declaraciones fueron vistas como una réplica directa a las políticas proteccionistas que viene implementando Trump, y que le generaron incómodas fricciones tanto con países rivales como aliados históricos.

Xi se mostró dispuesto a profundizar la apertura impuesta por el Partido Comunista en las últimas décadas, línea política que le permitió a la economía del gigante asiático crecer a tasas de más del 6 y 7%.

“China hará esfuerzos por abrir aún más su puerta al mundo exterior. Vamos a hacer muchos esfuerzos por agilizar el acceso al mercado, mejorar el entorno de inversiones y acrecentar la protección de la propiedad intelectual”, afirmó el jefe de Gobierno chino.

La última frase tiene un alto significación en el marco de la pelea con Trump, ya que el mandatario estadounidense acusa a las empresas chinas de nutrirse del robo de propiedad intelectual y de transferencias forzadas de tecnología.

“El mundo se enfrenta a un escenario de inestabilidad e incertidumbre que no tiene precedentes en la historia”, apuntó Xi, en una frase cargada de advertencias sobre lo que puede suceder si no hay un acuerdo con Washington. Por ese motivo convocó a la comunidad internacional a unirse para “defender la paz y prosperidad”.

Para este sábado a la noche está pautada una cena entre Trump y Xi, en la cita más importante que se realizará al margen del G20, y que tendrá como eje fundamental la disputa comercial.

Estados Unidos ya impuso aranceles a productos chinos importados por más de 250.000 millones de dólares, en un intento por presionar al gigante asiático para que rectifique sus presuntas prácticas de competencia desleal. China respondió con tarifas a importaciones de productos estadounidenses por 110.000 millones de dólares.

Analistas y economistas advirtieron que esta guerra comercial tendrá como consecuencia un encarecimiento de los productos afectados, una reducción del comercio global, una alteración en las cadenas de bienes intermedios y una pérdida de poder adquisitivo de los consumidores en general, todo a escala planetaria.

Pero más allá de la disputa concreta por los aranceles y el equilibrio de la balanza comercial hay un trasfondo vinculado a las políticas económicas que llevan a cabo las dos potencias más grandes del mundo. El libre mercado, que fue bandera indiscutida del capitalismo, es ahora emblema de China, gigante que conjuga esa faceta económica con un rígido control político de la ciudadanía.

Por el contrario, el gobierno de Trump inclinó a Estados Unidos hacia un fuerte proteccionismo que le está trayendo problemas con sus socios, así como con algunas empresas en el interior del país. L

La reacción de General Motors esta semana, anunciando el despido del 15% de su personal y el cierre de al menos cinco plantas, es en parte producto de esa política que reimplantó aranceles sobre el acero y el aluminio importado, y subió tarifas en el ámbito de las automotrices.

De acuerdo a lo pactado por los líderes del G20, se evitará que estos temas tan ríspidos figuren en la declaración final del encuentro, eliminando del debate un elemento irritante. El documento de la Cumbre sería muy corto, aproximadamente de tres páginas, donde se tocarían temas generales.