Fecha de publicación: jue, Dic 27th, 2018
Turismo | Publicado por: Clarin

Brasil: esperan un 40% menos de argentinos

Social
Tags

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Línea Prensa). Mientras en el sur de Brasil aguardan la llegada de los argentinos, la Policía de Misiones anunció que nuevamente enviará un grupo de oficiales para que asesoren y asistan a los turistas que sufran algún percance durante su estadía en las playas del vecino país.

En los primeros días de enero, los policías arribarán a Camboriú, Itapema y Florianópolis, detalló el ministro de Gobierno de la provincia, Marcelo Pérez. Los agentes permanecerán en ese lugar hasta fines de febrero, tal como ocurrió en la temporada estival anterior.

En las playas del estado de Santa Catarina, los operadores turísticos estiman que disminuirá al menos un 40% la presencia de los argentinos en los principales playas debido a la crisis económica de nuestro país. Trasladado a números equivale a más de un millón de personas menos.

José Luis Saravia, propietario de una inmobiliaria en Bombas dijo que “muchos clientes que vienen todos los años ya nos anunciaron que no lo harán. Y otros decidirán sobre la hora”. La merma hizo que los precios de los alquileres de temporada en esa ciudad se mantuvieran y en algunos casos bajaran levemente.

“Un departamento bien ubicado, de dos dormitorios y con capacidad para seis personas se alquiló la temporada pasada a 400 reales por día. Hoy, ese mismo inmueble se puede conseguir a 380 reales”, graficó Saravia.

Para graficar el panorama que vive el sector turístico, contó que “el año pasado, a esta altura ya tenía cerrado 600 contratos de alquiler y ahora estoy en 200”.

En la temporada estival del sur brasileño, el 60% de los turistas son argentinos, de acuerdo con las estimaciones de los operadores. Allí añoran lo que sucedió en 2016, cuando se levantó el cepo y hubo un aluvión de argentinos. Desde entonces, el número viene en descenso año a año. Pese a ello, en 2018 se estima que pasaron por las playas catarinenses cerca de 3.500.000 turistas criollos.

“Los que decidan venir lo van a hacer en modo gasolero, así que lo sufrirán los restaurantes y tiendas de recuerdos, aunque debemos reconocer que el argentino es bastante consumista”, agregó Saravia.

Como buena noticia, contó que en los últimos días hubo una disminución en el precio de los combustibles y hoy se puede cargar nafta súper a unos 39 pesos por litro. “En los supermercados los precios se mantienen, y se puede conseguir al paso un pollo grande asado con papas a 30 o 35 reales, que tranquilamente alcanza para cuatro personas”, aportó Saravia.

Los precios cambian cuando se trata de consumos en las playas. Una caipirinha se consigue a 15 reales, la cerveza ¾ litro a 17 reales, una lata de gaseosa a seis reales y una porción de papas fritas a 20 reales. Un plato de camarones cuesta 60 reales.

“Acá hay mucha incertidumbre sobre la temporada y muchos propietarios ya nos autorizaron a negociar los alquileres a la baja”, se sinceró Saravia, que tiene una larga trayectoria en el mercado inmobiliario de Bombas, un sitio muy elegido por los argentinos.